lunes, 21 de septiembre de 2020

JERARQUÍA CATÓLICA EN XALAPA "OBSERVA CON PREOCUPACIÓN" QUE LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN MÉXICO ESTÁ EN RIESGO


 


¿LIBERTADES AMENAZADAS?


La LIBERTAD DE EXPRESIÓN es un derecho humano básico, constitucional, fundamental e inherente y necesario de la naturaleza humana. Se trata de uno de los derechos fundamentales que tiene toda persona a decir, comunicar y difundir en forma libre lo que piensa, cree o siente.


La libertad de expresión está protegida en los artículos 6 y 7 de nuestra Constitución. El art. 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, dice lo siguiente: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.


En una sociedad democrática, la libertad de expresión es fundamental. De ahí que debamos cultivar la capacidad para escuchar y para recibir diferentes puntos de vista, aun cuando no sean como uno los entiende. 


Observamos con preocupación que la libertad de expresión junto con otras libertades se están poniendo en riesgo. Nos extraña también el silencio cómplice de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Vivimos en una sociedad plural, y desde la diversidad de pensamientos debemos buscar siempre la unidad, el diálogo y el encuentro por el bien común.


Se observa un acoso permanente, descalificación y hasta intimidación hacia quien piensa o actúa diferente. Es lamentable y reprobamos abiertamente que a través de un discurso repetitivo se quieran apagar las voces disidentes como si se quisiera imponer un pensamiento único. Eso resulta muy peligroso porque atenta contra uno de los derechos fundamentales de toda persona y contra una de las características de la democracia moderna. 


La voz de alerta que han enviado los 650 intelectuales, periodistas y académicos recientemente es un mensaje que debemos escuchar y reforzar. Se necesita corregir el rumbo, a nadie beneficia mantener un discurso amenazante y desestabilizador. Los que evidencian los errores, los fracasos y las torpezas que se han estado cometiendo y que están dañando al país, encaminándolo a un punto muy peligroso no tendrían por qué ser descalificados, agredidos e intimidados. Se tiene derecho a pensar y a opinar de forma diferente.   


Junto a la amenaza de la libertad de expresión también se están afectando otras libertades como sucedió este sábado 19 de septiembre de 2020 en la ciudad de México, donde la policía impidió también el libre Tránsito a los manifestantes que marchaban del Monumento a la Revolución al Zócalo capitalino. Se trata de una violación a la libertad de Expresión, a la libertad de Tránsito y a la libertad de Manifestación. Reprobamos esta conducta represiva de parte de las autoridades de la Ciudad de México.

 

Por otra parte, lo que sucedió recientemente en torno a la Catedral de la Ciudad de México, donde sin previo aviso y de manera sorpresiva y arbitraria bloquearon por varias horas los accesos a la Catedral de la Ciudad de México, resultó también un atentado a la libertad religiosa. 


Este tipo de señales sólo abonan a la división y al encono, invitamos a recapacitar y a corregir este tipo de actitudes propias de sistemas represivos o arbitrarios que atentan contra las libertades y los derechos de las personas.


Pbro. José Manuel Suazo Reyes

ALBERTO ISLAS ¿EN TRÁNSITO A TOMAR LA ESTAFETA PARA LA RECTORÍA DE LA UV?


 

Por Dany Monty.


El 31 de agosto del 2021 Sara Ladrón de Guevara González dejará la rectoría de la Universidad  Veracruzana (UV), su separación al cargo corresponde al término de un segundo ciclo al frente de la institución universitaria, después de su reelección el 1 de septiembre del 2017. Guevara González viene de una primera designación desde el 2013.


El terreno para nombrar al siguiente rector o rectora de la UV comienza a abonarse, los nombres de algunos posibles candidatos ya son señalados en los pasillos de dicho edificio, comentados en los cafés y publicados en los medios de comunicación.

Uno de ellos corresponde al maestro en Derecho Procesal y Apoderado General de la máxima Casa de Estudios, Alberto Islas Reyes.


A Isla Reyes lo recordamos en el asunto de las denuncias que presentó la Universidad Veracruzana en el 2019, en contra de la administración de Javier Duarte por la no entrega de 900 millones de pesos.


El abogado fue uno de los impulsores e integrante del trabajo de construcción del anteproyecto (en marzo de 2018) de reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Veracruzana, la cual fructificó en mayo del 2019. En ése trabajo se destaca la autonomía presupuestaria de la UV.


Islas Reyes,  ha ejercido cargos como servidor público en la Quinta Sala del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz, en el Ayuntamiento de Xalapa como Director de Asuntos Jurídicos, ha desempeñado funciones en el gobierno federal como asesor jurídico en la Comisión Federal de Electricidad en la División de Distribución de Oriente. 

Fue asesor jurídico también en los Ayuntamientos de Naolinco, La Antigua, Río Blanco y Jalacingo, así como asesor en la Radio y Televisión del Estado. Otro desempeño notorio es su dedicación a la docencia que la ha ejercido durante 20 años, en la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana.


El maestro y apoderado general de la máxima casa de estudios en Veracruz, no solo lo respalda su trabajo, experiencia y conocimientos a través de los diversos cargos que ha desempeñado en los tres niveles de gobierno, sino también la labor que en estos momentos viene desempeñando, al lado de Sara Ladrón de Guevara González, una visión con pleno conocimiento de lo que se viene realizando al momento y de cuáles serán los pendientes que se tendrán que atender en el futuro, en el próximo relevo de la rectoría de la Universidad Veracruzana.